• La Unión Europea acuerda aumentar la eficiencia energética en un 32,5% para el año 2030

    < 15 Noviembre, 2018 >

    El Parlamento Europeo aprobó ayer aumentar el objetivo de eficiencia energética, hasta el 32,5% en 2030, así como la cuota de uso de energías renovables en la Unión Europea, que deberá alcanzar el 32% del total en la misma fecha. Estas marcas se revisarán dentro de cinco años. Sin embargo, no podrán rebajarse, sino que únicamente podrán endurecerse.

    De acuerdo con las precisiones del Parlamento, estos objetivos de fomento de la eficiencia energética, causarán una rebaja en la factura de los ciudadanos de la Unión. No obstante, desde Bruselas celebraron también que estas medidas puedan suponer una reducción de la dependencia del petróleo y del gas importado, así como una mejora de la calidad del aire.

    Por otro lado, los países estarán obligados a introducir medidas específicas para atajar la pobreza energética. El Parlamento permite, asimismo, a los particulares producir energía para su propio consumo, almacenarlo y vender la parte que no utilice.

    Fuentes renovables
    Respecto al uso de energías renovables, el Parlamento considera que los biocombustibles de segunda generación “pueden jugar un papel clave” en la reducción de la huella de carbono del sector de transporte. Además, al menos el 14% del combustible que se destine al transporte deberá proceder de fuentes renovables en 2030.

    Los biocarburantes de primera generación con un alto riesgo de “cambio indirecto en el uso de la tierra” no se tendrán en cuenta para los objetivos de uso de renovables a partir de 2030. Desde 2019, la contribución de los biocarburantes de primera generación a estos objetivos se irá reduciendo gradualmente hasta quedar fuera en dicha fecha.

    Planes a diez años
    Por otro lado, cada uno de los Estados miembros deberá presentar planes a diez años sobre energía y clima. En estos informes, los Estados deberán detallar todos los objetivos nacionales, políticas y medidas en este ámbito, antes del 31 de diciembre del próximo año. Deberá hacerse cada diez años a partir de la fecha de inicio.

    Una vez adoptados formalmente por el Consejo, los textos legislativos entrarán en vigor 20 días después de su publicación en el Diario Oficial de la UE. El reglamento sobre gobernanza se aplicará directamente en todos los Estados miembros, mientras que los países tendrán 18 meses para trasladar a la legislación nacional las otras dos directivas.